Cuarentena

Adaptación académica: cómo trabaja la UNSAdA bajo la modalidad virtual

La universidad implementó plataformas y recursos online para viabilizar las clases de manera digital.
La universidad implementó plataformas y recursos online para viabilizar las clases de manera digital.

El miércoles 25 de marzo, la Universidad Nacional de San Antonio de Areco inició su 4° ciclo lectivo y, atendiendo a la normativa nacional que establece para todas las personas la medida de “aislamiento social, preventivo y obligatorio”, trabajó intensamente en la adaptación de las actividades académicas para que todos los alumnos puedan comenzar a cursar sus materias a través de diferentes dispositivos tecnológicos y entornos virtuales que posibiliten la interacción con los docentes y el acceso al material de estudio. 

La UNSAdA establece interacción con sus alumnos y los docentes a través de tres, herramientas que ya estaban disponibles pero cuyo uso se volvió clave en esta situación.

Desde el correo institucional (@alumnos.unsada.edu.ar) se reciben las comunicaciones y se accede a servicios online como el sistema SIU Guaraní, de trámites, registros académicos y la inscripción a las materias que cursarán. Para los alumnos, esta situación no genera ningún cambio, ya que la administración del SIU Guaraní se incluye como práctica obligatoria.

En cuanto a lo académico, la plataforma Moodle permite la gestión integral relacionada al dictado de las distintas materias que se dictan en la Universidad. Los docentes crean allí sus cursos y suben contenido y material que los alumnos pueden descargar y utilizar, así como definir actividades para los mismos y evaluarlas. También pueden generarse foros de discusión, enviar y recibir mensajes.

Este entorno virtual ya estaba disponible para los docentes y alumnos, pero a partir de esta situación extraordinaria, su uso pasó a ser una necesidad a fin de garantizar el dictado de las materias. A través de Moodle el alumno puede acceder a la bibliografía de las asignaturas, actividades, trabajos prácticos y también puede interactuar con el docente y los demás compañeros de cursos. Además los profesores pueden sumar otras herramientas como videoconferencia, videos grabados o grupos de WhatsApp.

“Respetamos nuestros días y horarios de cursada para subir a la plataforma el material y la actividad; una guía de estudios con preguntas sobre la unidad y capítulos de libros o videos para que extraigan la información que pedimos, con consignas, como respetar determinada extensión y los plazos de entrega. Reformamos, además, las actividades que teníamos diseñadas y establecimos un sistema de evaluaciones parciales, que nos permiten monitorear la respuesta de los alumnos y el grado de avance”, detalla Gabriela Luna, profesora de Biología 1 de las carreras  Ingeniería Zootecnista, Tecnicatura Universitaria en Producción Agropecuaria, y de la Licenciatura y la Tecnicatura Universitaria en Gestión Ambiental.

En este nuevo contexto, en el que la Universidad tuvo que adaptar las modalidades de dictado de clases, de participación y evaluación establecidas en los programas de cada asignatura, los alumnos cumplen con los requisitos académicos correspondientes en cada caso a través de la participación de las actividades que proponen los docentes en Moodle. 

Para el acceso a estos servicios se requiere de un dispositivo conectado a Internet (PC, Tablet, Celular, Notebook). “La mayoría de nuestros alumnos no ha tenido dificultades en reunir estos dos aspectos y para aquellos que sí presentan alguna dificultad para acceder al entorno virtual, la Universidad busca, primero identificarlos para conocer los casos particulares, y luego trabajar en ofrecerles algún tipo de solución que se ajuste a las posibilidades de la Universidad”, explica la responsable de Bienestar Universitario, Ivana Coronel.

La UNSAdA atiende consultas de estudiantes y docentes, que suman una comunidad de más dos mil  personas, por ello, en cuanto a soporte, se generaron tutoriales sobre estas tres plataformas y pusieron a disposición direcciones de correo y números alternativos para evacuar dudas. Los alumnos, por su parte, crearon grupos de WhatsApp con referentes de cada carrera, para solucionar entre ellos cuestiones operativas y/o académicas.

“Esta coyuntura pone a prueba la autonomía que tenemos las personas en el manejo de los recursos tecnológicos, la paciencia y el respeto de los tiempos. Es un momento de aprendizaje, y desde la Universidad, consideramos que podemos transformar este contexto en una oportunidad para desarrollar nuevas formas de vincularnos y de continuar con nuestra actividad universitaria de manera virtual, hasta que podamos encontrarnos nuevamente en las aulas”, reflexiona el rector de la UNSAdA, Jerónimo Ainchil.

Lectores: 384

Comentarios